Publicidad de Encabezado

Solo en Capital, 40 inmuebles de la iglesia católica tenían subsidiado el servicio del agua sin cumplir ninguna función social ni religiosa

39
En H7 Radial por FM Noticias 88.1, Carlos Morello, director del Ente Regulador de Servicios Públicos- ENRESP- confirmó que 40 inmuebles de la iglesia católica, ubicados en Salta capital, deberán pagar por el servicio del agua dado que no tenían ningún fin social, como lo prevé la ley de 1953 a la que se acogieron para acceder al subsidio. Según precisó, el monto alcanzaría unos 7 millones de pesos anuales, casi el 15% del total de lo que el Estado subsidia en el servicio del agua. Entre las propiedades se encuentran colegios privados, estudios jurídicos, casas particulares y la propia Universidad Católica de Salta.
 
Morello indicó que los 40 inmuebles en cuestión no pagaban el servicio del agua, “amparados en leyes de 1953 que dicen que los inmuebles propiedad de la iglesia, o que en el futuro sean propiedad de la iglesia, están exentos del pago de tributos, o sea de impuestos, de tasas y de contribuciones especiales”. “Amparados en esas leyes muy antiguas, estos inmuebles y otros más no pagaban el servicio de agua. Llamativamente al servicio de luz sí lo abonaban”, señaló el Director del Ente.
 
Recordó también que desde el Ente se analizan peticiones y se otorgan subsidios “en base al destino social del inmueble o en base a la imposibilidad del usuario de pagar el agua por su situación económica”, por lo que subrayó: “Nos llamaba la atención que estos inmuebles, que no cumplían ninguna función social y que, seguramente, por el indicador de que sí pagaban la luz sí tenían la posibilidad de pagar el agua”. Así fue que la semana pasada se tomó la decisión, desde el organismo, de retirar los subsidios y que vuelvan a pagar el servicio.
 
“No cumplen ningún fin religioso ni social. En su mayoría están alquilados, ya sea para vivienda particular o para que funcione algún tipo de emprendimiento en ese inmueble. Esto lo hemos verificado in situ. Funcionarios del Ente Regulador han recorrido cada uno de los inmuebles y han tomado conocimiento de qué actividad se desarrolla ahí”, continuó Morello aclarando que “hay algunos inmuebles de la iglesia católica que sí registran actividad social como comedores, hogares de niños, y todo eso se sigue manteniendo el subsidio en base a la actividad que desarrollan”.
 
“Había algunos inmuebles en los que funcionaban estudios jurídicos; hay colegios privados que cobran cuota y nos parece que pueden pagar el agua tranquilamente, sobre todo porque pagan la luz; hay algunos comercios; viviendas particulares de miembros de la iglesia o alquilados a terceros. No tiene por qué el Estado pagarle el agua a una familia que no tiene dramas económicos, mucho menos a un colegio que cobra cuota alta o a una empresa que alquila un inmueble”, sostuvo precisando que entre otras instituciones se encuentran el Colegio de Jesús, el Huerto, el Salesiano y la Universidad Católica. “Era una lista larga de colegios”, dijo.
 
Puntualmente, precisó: “Son 7 millones de pesos anuales que podemos distribuir en más de mil familias que, efectivamente, no pueden pagar o tienen que decidir entre comer y pagar el servicio del agua. Obviamente, preferimos que esas sean las familias que estén subsidiadas”. Además, remarcó que este monto por el que tales inmuebles eran subsidiados “implica casi el 15% del total de subsidios al agua que entrega la provincia de Salta”.
 
Por otra parte, sostuvo: “Como no tenemos el agua medida se subsidia todo el consumo del agua. Siempre es bueno tener medidor, hay que controlar, ahí podés controlar el consumo y todo. Y el agua y la luz para las entidades llega hasta 400 kw y para las familias eso no tiene tope. Eso es lo que más o menos se puede subsidiar”.
 
“Tenemos, en Salta, alrededor de 15 mil familias subsidiadas, y no tomando el número de beneficiarios sino el monto de los subsidios, estos 7 millones significan el 15% casi de lo que se subsidia desde el gobierno de la provincia en agua. Esos montos los vamos a direccionar a las familias que no tienen dinero o a entidades que sí cumplen un fin social como comedores comunitarios. Estamos sufriendo una crisis tremenda que todos conocemos y hay familias que realmente o pagan un servicio o comen”, enfatizó el Director del organismo.
 
Al respecto, señaló que desde el Ente se encuentran estudiando el reglamento actual con el fin de introducir modificaciones “y llegar a más gente”. “El régimen actual, el que está vigente, si vos estás en una situación económica muy difícil postulás tu situación y analizamos le caso puntual. Si está dentro de los parámetros de esta reglamentación que el Ente ha creado hace 10 años se otorga el subsidio. Eso está vigente”, indicó. Actualmente, se encuentran registrados 15 mil subsidios de luz y 15 mil de agua, y se espera llegar a 50 o 60 mil familias.
 
Morello remarcó que los 40 inmuebles fueron detectados en un relevamiento realizado solo en Capital, en unas 180 propiedades, por lo que falta evaluar más en el interior. Dejó así, como tarea para los legisladores, rever la mencionada ley de 1953.
 
Además, manifestó: “Entre 2019 y 2020 ha crecido muchísimo la pobreza y la indigencia. No puede haber ningún tipo de enojo, de reclamo, ni una presentación judicial por esto por parte de la iglesia porque el fin está claro, es redistribuir 7 millones de pesos entre quienes más sufren la situación social y económica que se está viviendo”, y agregó: “No es solo con la iglesia católica con la que estamos analizando lo que nos parece un subsidio mal entregado, sino con todo tipo de entidades”.
 
Fuente: Hora 7/ FM Noticias 88.1 MHz.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *