Para los Salteños no contagiarse de COVID-19 es por la gracia de Dios

6
En H7 Radial por FM Noticias 88.1, el director de la Consultora We, Benjamín Gebhard explicó un resumen de los datos que surgen de un estudio realizado los primeros días de junio, con un margen de error de 3 puntos, en el que se consultó, entre otras cosas, cómo se evalúan las gestiones en relación a la pandemia y la situación de la Provincia. Además, afirmó que la imagen de Bettina Romero es negativa.
 
Puntualmente, del total de encuestados el 33% consideró que la situación actual de Salta, el haber ingresado a la fase de distanciamiento y no tener circulación comunitaria del virus, se debe “a Dios y la suerte” (casi 23% respondió Dios y el 10 restante la suerte), mientras que el 37% consideró que esto responde al comportamiento de los salteños y el tercio restante respondió que se debe a las políticas públicas del gobierno nacional y provincial. “Es algo que pasó por una externalidad. Evidentemente, hay una atribución importante a lo religioso”, precisó el titular de la encuestadora.
 
“Es una opción que tiene un peso importante” remarcó y, si bien señaló que “una encuesta no abarca la totalidad de la opinión pública”, consideró que la respuesta de un tercio de los encuestados puede estar reflejando “una creencia en desmedro de las políticas” o bien que “realmente es una idea de que gracias a que nos cuidan estamos así”.
Siguiendo con su análisis, recordó que “en la última conferencia que hace el Gobernador el domingo, él dice que estamos bien gracias a Dios, gracias al comportamiento de los salteños y gracias a las políticas del gobierno provincial”, por lo que destacó que en la encuesta “eso está casi replicado”.
 
Por otra parte, indicó que un 26% de los encuestados manifestó como una preocupación que el sistema de salud colapse, mientras que solo el 7% expresó como un temor el contagiarse. “Hay como muy poco temor en el salteño a contagiarse. Está presente la idea de que puede colapsar el sistema de salud. De hecho, que alguien querido se contagie es una opción que preocupa a la gente más que contagiarse a sí misma. Me parece que eso es interesante en términos de lo que viene ahora, que tiene que ver con la responsabilidad que vamos a tener todos y cada uno de seguir respetando las recomendaciones para el contagio. La gente no cree que se va a contagiar, le preocupa que alguien se contagie, le preocupa que el sistema de salud colapse, pero no cree que le vaya a pasar a uno”, alertó al respecto.
 
“Así como uno cree que uno no se va a enfermar, pero sí el sistema sí puede colapsar, y si colapsa es porque se va a contagiar mucha gente, la gente cree, en un 60% que fuimos irresponsables en el cuidado o en el cumplimiento de las normas”, agregó.
 
La segunda preocupación, señaló, se manifestó en el 17% respecto al desempleo, mientras que el 13% se mostró preocupado por la economía en general. Posteriormente le siguen la inflación; que alguien querido se contagie; que la gente no cumpla con el cuidado y, por lo tanto, llegar a contagiarse; y finalmente la situación de la educación. Así, subrayó que “si uno agrupa las preocupaciones que tienen que ver con la pandemia y que tienen que ver con la economía, encuentra con las de la salud un 60% y encuentra con las de economía un 40%”.
 
“Hay que estar atento porque, me parece que estas son las situaciones que se generan en las que uno empieza a no tener cuidado”, advirtió Gebhard para quien “está probado que ese ha sido el gran problema por la capacidad de contagio que tiene el virus”.
 
Asimismo, en relación a la disyuntiva planteada en los medios nacionales entre la pandemia y la situación económica, observó: “Se ve que está casi dividido aquí también y la preocupación de contagiarse empieza a darle lugar en la agenda a otros temas. Empezar a demandarle a los gobiernos soluciones sobre otras cosas. De alguna manera, estamos en una burbuja donde le exigíamos al gobierno que se ocupara de eso y el resto íbamos viendo”.
 
En este sentido, el titular de la consultora se refirió a un estudio realizado en marzo, en cuyos resultados se vio reflejado que, por entonces, la preocupación sobre la pandemia rondaba entre el 85 y el 90%.
 
Imagen negativa de Bettina
 
Si bien aclaró que aún no cuentan con los porcentajes en lo que hace a la imagen de las gestiones nacional, provincial y municipal, Gebhard destacó que “la gestión nacional es la que tuvo la mayor variación” recordando que la imagen positiva de Alberto Fernández rondaba en marzo el 54% mientras que “ahora va a dar un número bastante más alto”. En tanto, Gustavo Sáenz mantiene una imagen alta, aunque “a la gestión municipal sigue costando mucho encontrar ese diálogo con la gente”. “La imagen de la gestión municipal y la Intendenta es negativa”, afirmó.
 
En tal sentido, se refirió a la evaluación de las empresas que brindan servicios, es decir Agrotécnica Fueguina, Lusal, Edesa y Aguas del Norte, las principales demandas en la ciudad. Esto teniendo en cuenta que las demandas de salud “están cubiertas por el gobierno nacional y provincial y miden bien”.
 
Así, explicó que hay una importante disociación que hace la gente en cuanto las demandas a la gestión municipal, vinculadas mayormente a la pavimentación de las calles, seguridad, ocupación e iluminación, “cosas muy parecidas a las que demandaba antes de esta situación”.
 
Sobre este punto, analizó: “Creo que el mayor problema que tiene hoy la gestión municipal es que tiene una agenda propia que no encuentra un correlato en la demanda de la sociedad”, y agregó: “Si uno hiciera un clic para ver qué es lo que comunica el gobierno municipal, hay dos temas. Uno tiene que ver con la movilidad sustentable, y eso hoy no es una preocupación, y otro tiene que ver con una discusión con el Concejo Deliberante política y técnica que tiene que ver con la renovación de Agroténica Fueguina, es algo que está totalmente fuera de la agenda de la gente porque no lo comprende y porque hoy Agrotécnica Fueguina hoy nos marca que es una de las empresas con mejor imagen y con mejor satisfacción de servicio”.
 
“Cuando uno le pregunta a la gente si cree que la empresa debería seguir o cambiar, casi un 70% pide que siga. Entonces, cuando uno le pregunta por la gestión municipal un poco entiende que la gente lo evalúe no tan de buena manera”, continuó.
 
Demandas económicas
 
Según sostuvo el titular de la consultora, “el grueso de la gente le asigna al gobierno nacional una responsabilidad sobre la economía y al gobierno provincial responsabilidades que tienen que ver con la salud y la educación. Mientras que, a nivel municipal con la idea de la seguridad y determinados servicios esenciales”.
 
Y añadió: “La gente tiene bastante en claro que la municipalidad es la que hace el alumbrado, la que se encarga de la recolección de residuos, el tránsito y el bacheo. Entonces, si la Municipalidad no responde a esas cuatro cuestiones, después de difícil plantear cosas encima”.
Igualmente, opinó que “en una medición siguiente va a haber una fuerte demanda de ver cuáles son las respuestas económicas que va a brindar el gobierno para la reactivación de la provincia”, y concluyó: “Me parece que sí lo tiene un poco mejor resuelto el gobierno nacional en la agenda. Hace tiempo empezó a meter el tema de la deuda, ayer este proyecto de expropiación de Vicentin es otro intento de mostrar cuál va a ser el perfil de gobierno y cuál va a ser la impronta que van a tener para salir de esta situación”.
 
Fuente: Hora 7 radial/ FM Noticias 88.1 MHz.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *