Publicidad de Encabezado

La policía le disparó a la cara, puede perder el ojo y no recibe respuestas del Estado

29
En H7 Radial por FM Noticias 88.1, Yonatan Ávalos denunció que perdió un ojo producto de una represión policial en un desalojo en la zona norte de la ciudad.
El 2 de julio del 2020, Yonatá estaba con su esposa en la casa de su mamá y que vecinos le comentaron que cerca de 50 familias tomaron terrenos fiscales ubicados en las márgenes del río Mojotoro.
Producto de la falta de vivienda, cerca de las 14hs, junto a su pareja y su hija de 2 años, se acercaron al lugar a pedir que les permitan asentarse junto con las otras familias y quienes se encontraban en el lugar le dijeron que sí.
“Cuando se hizo la tarde noche llegaron más de 100 policías, todos con la cara cubierta, no se los reconocía. De repente siento un policía habla con el supuesto dueño de esos terrenos, que son fiscales, y el supuesto dueño le ofrecía plata a los policías para que nos desalojen a todos”, contó Yonatan y aseguró que le solicitaron a la persona que se presentó en el lugar los papeles que acreditan que el terreno es suyo y que eso nunca pasó.
Explicó que el desalojo se produjo cerca de las 21:30 hs. “La única reacción de la policía era gritarnos, empujarnos y dispararnos”, dijo.
Aseguró que cuando estaba saliendo del lugar, se dio la vuelta, con su hija en brazos, miró a los policías y sintió un fuerte impacto en el ojo derecho. “Pensé que me habían calzado una piedra o que me había pasado algo. Pero de repente siento que el ojo se me apagó”, relató y acotó: “No veía nada, de repente sentí un dolor impresionante y me salía mucha sangre”.
Ante esto, Yonatán salió corriendo hacia la calle y allí se encontró con un amigo que lo llevó al centro de salud del barrio 17 de octubre. El médico que estaba en el lugar sólo le realizó una curación y le dijo que debía ir de suma urgencia al Hospital San Bernardo. Yonatán pidió que llamara a una ambulancia, pero el médico le dijo que no había en la zona.
Luego de estar 3 días internados, Yonatan fue hacia la comisaría del barrio 17 de Octubre a radicar la denuncia, pero allí está consignado el policía responsable del operativo que se realizó para desalojar a las familias de los márgenes del río, por lo que no le quisieron tomar la denuncia. “Sé como se llama, pero tengo miedo de decir su nombre, porque siempre lo cruzo en mi barrio”, dijo.
“Todos los días me lo cruzo en mi barrio y en lugar de pedirme disculpas se me ríe. Un policía que debería estarme cuidando me hizo un daño que me va a durar toda la vida”, afirmó.
Yonatan contó que la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación le puso un abogado y su causa continúa en la fiscalía de impugnación para que se resuelva el archivo de la denuncia.
Por último, explicó que en el Hospital San Bernardo le dijeron que no tienen los recursos para realizarle las dos cirugías que necesita. Luego de consultar en una clínica privada, le explicaron que de realizarse ambos procedimientos podría recuperar parte de la visión, pero que debe realizarse de forma inmediata.
“No puedo trabajar, a mi nena de 2 años le faltan los pañales. A veces nos quedamos sin comer para darle a ella y a mi novia”, dijo con mucha tristeza.
Fuente: Hora 7 Radial-FM Noticias 88.1 MHz.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *