Publicidad de Encabezado

La importancia de la prevención para evitar el cáncer del cuello uterino

11
En H7 Radial por FM Noticias 88.1, María de los Ángeles Morales, ginecóloga, se refirió a la importancia de la prevención del cáncer del cuello uterino.
 
“Es una problemática muy importante, es un problema de salud pública. Es una enfermedad que puede abarcar a todas las mujeres, no respeta estratos sociales, no respeta edades. Es una enfermedad que es totalmente prevenible, eso es lo que tiene de bueno, y por eso uno se pone a hacer campañas, concientizar e informar. La primera herramienta que tenemos que tener es informar”, expresó Morales.
 
La ginecóloga remarcó que el cáncer de cuello uterino es provocado por el contagio del virus de papiloma humano (HPV), aunque no en todos los casos de HPV se presenta el cáncer.
 
“El hecho de tener HPV no implica que si o sí sea un cáncer. Muchas de las lesiones son transitorias. Es importante que todas las mujeres sepan esto, cuando se infectan no necesariamente tienen síntomas y lo más probable es que no haya síntomas lo que hace que no haya una consulta a tiempo”, señaló.
 
Morales informó que hay distintos niveles de prevención. En primer lugar, se realiza la vacunación contra el HPV a niñas en las escuelas desde los 10 años. Luego, se abarcó a los varones que son los trasmisores y también puede provocarle cánceres.
 
“Se colocan dos dosis, y es sumamente importante que la población acceda a esta vacuna que es para los chicos escolarizados. La vacuna lo que hace es evitar que se tengan las formas graves. Lo importante de esta vacunación es que es totalmente gratuita en las escuelas”, indicó.
 
Otro nivel de prevención, es que las mujeres que hayan iniciado relaciones sexuales tienen que empezar a realizarse el papanicolaou anual.
 
“El tema de la periodicidad del papanicolaou tiene mucho que ver con la velocidad en la que el virus puede ejercer la enfermedad en la paciente. Tenemos muchas variedades de virus que son transitorias y que en dos años puedan haber realizado una lesión básica que controlamos cada seis meses. Un papanicolaou normal que sea realiza cada año, ese es el tiempo necesario para que tengamos la certeza de que si hubo una lesión no llegue a presentar mayores daños”, explicó y agregó que la sintomatología suele pasar con estadios avanzados de la enfermedad, por lo que reiteró la importancia de los controles anuales.
 
Desde enero, se implementó la captura híbrida. A través del PAP, se observan células contaminadas con el virus y con la captura híbrida se realiza el mismo procedimiento al que se le suma la posibilidad de saber si está presente el virus sin tener lesiones.
 
Morales remarcó que el uso adecuado de preservativo es fundamental en cualquier relación sexual, pero existen instancias donde a pesar del cuidado el virus puede estar presente y puede manifestarse en lesiones bajas como verrugas.
 
Fuente: Hora 7 – FM Noticias 88.1 MHz



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *